1.jpg2.jpg3.jpg4.jpg

Participa

Como padres de familia

Nos preocupan nuestros jóvenes, sabemos que necesitamos tomar tiempo para comunicarnos, escucharles, y aconsejarles. Queremos que tengan una buena educación: a nivel de valores y estudios académicos, para que encuentren un trabajo digno y sean tomados en cuenta por la sociedad.

Para no sufrir hambre y para poder pagar los estudios emprendemos actividades formales e informales sin ganar el salario mínimo, eso nos toma muchas horas de trabajo sin aliviar las preocupaciones y disminuye la disponibilidad de tiempo para poder darles “abrazos”, compartir con ellos, ayudarles en sus tareas y darles amor.

La sociedad civil

Reconoce el potencial que tienen los jóvenes, por eso es necesario abrir espacios de acompañamiento y de crecimiento integral tomando en cuenta sus raíces y cultura. Tomando en cuenta de los riesgos a los que ellos se confrontan en esta sociedad consumista y deshumanizante, que no les permite desarrollar sus conocimientos y habilidades en los cuales se forman.

 Consideramos determinante hacer visibles los siguiente cambios; necesarios y urgentes:                             I. Lograr el reconocimiento de la juventud mediante:

1 Crear espacios de convivencias; donde existan varios tipos de comunicación entre padres, madres, hijos e hijas para alcanzar una comunicación generacional; y juntos tener presente el respeto, tolerancia, empatía entre adultos y jóvenes. “No por ser mayor se tiene razón, ni por ser joven se está equivocado, escuchando dialogando y actuando se pueden lograr grandes cambios.”  .../... una erradicación del machismo y la igualdad de género.

3 Valorar el conocimiento de la juventud y darles roles importantes en la sociedad.

4 Proporcionar y generar oportunidades de trabajo dignas a padres y madres de familia; y así a través de ellos, nosotros los jóvenes alcanzaremos nuevas oportunidades, y romper con la cadena de pobreza que existe en nuestro país.

5 Fomentar espacios institucionales para crear políticas públicas; aprobando y valorando la participación de la juventud guatemalteca. Acompañar y dar seguimiento a las políticas de la juventud.

II. Cambiar el sistema educativo por una educación de calidad:

1 Desarrollar centros de capacitación técnica y escuelas incluyentes, donde exista seguridad y protección para que niños, adolescentes y jóvenes en riesgo aseguren su permanencia. Una educación integral con formación cívica y social que permita el desarrollo del proyecto de vida personal.

2 Apoyar a la comunidad educativa con formación integral para padres de familia, maestros y en los diferentes niveles de responsabilidades del sistema educativo.

3 Es urgente contar con una educación gratuita con infraestructura digna desde la educación inicial hasta la educación universitaria que garantice la calidad de educación; es evidente la sobrepoblación y hacinamiento que vivimos lo que impide el aprendizaje de cada uno.

4 Fomentar espacios de recreación, cultura, arte y compromiso social: Los jóvenes tienen derecho a diversos espacios, que permitan compartir con otros desarrollando habilidades, talentos y poder salir de su entorno.

 Para lograr todos esos cambios necesitamos unir esfuerzos entre: El Estado, instituciones públicas y privadas, sociedad civil, padres de familia y jóvenes