1.jpg2.jpg3.jpg4.jpg

Noticias

 
logo noticias 
 
 

 ¡Llegan los libros a mi barrio!

Lomas-CL-1El “Club de Lectura” es una actividad de préstamo e intercambio de libros y un espacio para compartir sobre los libros leídos, realizada por miembros del Movimiento ATD Cuarto Mundo en tres barrios pobres de las ciudades de Guatemala y Escuintla.

La experiencia que vamos a presentar es la del Club de Lectura de Lomas de Santa Faz.

Una vez por semana  dos voluntarios del equipo llegan al barrio con 50 o 60 libros en su mochila, clasificados por edades. Los libros son expuestos en canastas y se invita a los niños y sus familias a venir a escoger los que quieran tomar; el cuaderno de registro ademas de un control, permite conocer cuáles son los gustos de cada uno.

A lo largo del día los dos voluntarios se desplazan de casa en casa y se instalan por unos 30 o 35 minutos en puntos estratégicos del barrio

La regularidad de la actividad, tocando a las puertas y el hecho de ser conocidos ya por otras familias permitió que los padres ganaran en confianza y dejaran a sus hijos venir hacia nosotros. Antes del Club de Lectura no había oportunidades de reunir a las familias del barrio, hoy nuestra actividad se ha convertido en un motivo de encuentro y de relación no sólo para los niños, sino también para jóvenes y adultos.

La experiencia nos muestra como la actividad permite reforzar el aprendizaje de la lectura. Muchos de los niños que encontramos no saben aún leer o encuentran grandes dificultades para hacerlo, por ello entre los libros que llevamos hay libros sin texto. Es increíble cómo hay niños que se imaginan un cuento sólo a partir de las imágenes, esto permite darles confianza, sentir que el libro puede ser también para ellos, y dar los primeros pasos en el aprendizaje de las letras y los números, por haber tenido una experiencia positiva con el libro.

Lomas-CL-2El vínculo que se crea en la familia a partir del libro es fundamental, así Cindy una mamá del barrio nos dice:  “Cuando los leemos juntas, se siente aquella cosa tan bonita, son ratos en familias entre mis hijas y yo, los libros me han ayudado a compartir con mis hijas ...

"Antes de que Priscila leyera los libros, ella no platicaba mucho, no le gustaba platicar y solo enojada estaba. Cuando comenzamos a usar los libros, su mente empezó a despertar, ahora baila, es más sociable y eso es por el avance que hacen los libros”

¡Tantos cambios que permiten los libros!

 Regresar

 

El “Club de Lectura” es una actividad de préstamo e intercambio de libros y un espacio para compartir sobre los libros leídos, realizada por miembros del Movimiento ATD Cuarto Mundo en unos barrios pobres de dos ciudades de Guatemala y Escuintla.

La experiencia que vamos a presentar es la del Club de Lectura de Lomas de Santa Faz.

 

Una vez por semana  dos voluntarios del equipo llegan al barrio con 50 o 60 libros en su mochila, clasificados por edades. Los libros son expuestos en canastas y se invita a los niños y sus familias a venir a escoger los que quieran tomar; el cuaderno de prestamo ademas de un control, permite conocer cuáles son los gustos de cada uno.

A lo largo del día los dos voluntarios se desplazan de casa en casa y se instalan por unos 30 o 35 minutos en puntos estratégicos del barrio

La regularidad de la actividad, tocando a las puertas y el hecho de ser conocidos ya por otras familias permitió que los padres ganaran en confianza y dejaran a sus hijos venir hacia nosotros. Antes del Club de Lectura no había oportunidades de reunir a las familias del barrio, hoy nuestra actividad se ha convertido en un motivo de encuentro y de relación no sólo para los niños, sino también para jóvenes y adultos.

La experiencia nos muestra como la actividad permite reforzar el aprendizaje de la lectura. Muchos de los niños que encontramos no saben aún leer o encuentran grandes dificultades para hacerlo, por ello entre los libros que llevamos hay libros sin texto. Es increíble cómo hay niños que se imaginan un cuento sólo a partir de las imágenes, esto permite darles confianza, sentir que el libro puede ser también para ellos, y dar los primeros pasos en el aprendizaje de las letras y los números, por haber tenido una experiencia positiva con el libro.

El vínculo que se crea en la familia a partir del libro es fundamental, así Cindy una mamá del barrio nos dice: cuando los leemos juntas, se siente aquella cosa tan bonita, son ratos en familias entre mis hijas y yo, los libros me han ayudado a compartir con mis hijas, ...”. “Antes de que Priscila leyera los libros, ella no platicaba mucho, no le gustaba platicar y solo enojada estaba. Cuando comenzamos a usar los libros, su mente empezó a despertar, ahora baila, es más sociable y eso es por el avance que hacen los libros” ¡No hay cambios que no permiten los libros!