Los pobres son la Iglesia

“Llegamos con nuestra manos vacías y los pies desnudos al corazón de la miseria. No teníamos más que nuestro corazón para ofrecer, el corazón que late en nuestro pecho”. Es el testimonio vivo del libro, una confidencia fraternal del padre Joseph Wresinski (1917-1988), fundador del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo.

Esta crónica de una existencia compartida con los excluidos es una llamada al corazón para ver y entender lo que son y viven, ven y dicen los más pobres, los aplastados, los humillados. Les reconoce como parte activa de la humanidad, les da la palabra y la iniciativa en su liberación, entiende el mensaje del Cuarto Mundo. Llega a ser sensible a todo lo que de humano viven en la condición de inhumanidad que la sociedad les ha impuesto. La acción del padre Joseph y sus voluntarios está marcada por esa atención profunda al otro. Para ellos, ninguna persona ha llegado al final de la carrera